El primer cuentacuentos

A pesar de mi afición a la lectura y mi empeño en transmitirséla a Payasote, a pesar de que le encanta “leer” cuentos a su manera (pasando las páginas a velocidades superiores a la velocidad de la luz) todavía no le había llevado a ningún cuentacuentos.

Aún no había tenido la oportunidad y me pesaba en la conciencia.

Así que aprovechando la cantidad de actividades que se organizaban en la feria del libro, nos apañamos los horarios para poder ir a uno.

Fue uno sencillito, dos actrices contaban el cuento de un bosque que había perdido sus colores y las protagonistas de la historia, una ardilla y una mariposa tenían que vivir una aventura para conseguir recuperar los colores del bosque.

La puesta en escena también era muy sencilla, no había casi atrezzo en el escenario y de las dos actrices, una contaba la historia y la otra hacía mímica, cara pintada de blanco incluida.

Payasote estuvo más atento de lo que esperaba, aguantó quietecito entre 10 y 15 min, luego empezó a revolverse en mi regazo intentando bajarse pero seguramente habría seguido atento a la historia de pie en el suelo.

Cuando les pedían a los niños dar palmas o algún otro gesto, le ayudaba yo, pero él se cogía rápidamente a imitar.

Fue una experiencia breve pero satisfactoria.

Además, los beneficios de este tipo de actividades para los peques son muchos:

Los niños descubren desde temprana edad el valor de la literatura no solo a través de la comunicación escrita de los libros sino también, mediante la tradición oral. A través de los cuentacuentos, los niños experimentan emociones agradables, mejora su nivel de concentración y atención.En los cuentacuentos se narran historias que se convierten en un medio a través del que el niño descubre el mundo que le rodea. Mediante los cuentos, se fortalece la memoria a largo plazo. Además, mediante los cuentacuentos los niños también adquieren nuevas palabras que influyen de modo óptimo en su nivel de comunicación y también, en su comprensión lectora.

Además, a través de los cuentos, los padres también pueden conocer mejor a sus hijos, descubrir qué historias llaman más su atención y cuáles son sus personajes favoritos.A través de las historias narradas en los cuentacuentos, los padres también pueden comentar detalles de la trama para tratar temas de interés infantil. Por ejemplo, valores.

Fuente: aquí

Teniendo en cuenta mi falta de imaginación y mi poco/nulo talento teatral, me parece que tendré que rebuscar en la agenda de las bibliotecas de mi ciudad para llevarle a cuentacuentos y que no se limite sólo a una actividad de la feria del libro.

¿Habéis llevado a los peques a algún cuentacuentos? ¿Cuál fue su reacción?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s