Cómo afrontar la Navidad con un peque

En VillaPrimerizus la Navidad es una fiesta importante, una fiesta que va más allá de las reuniones familiares, comilonas, típicos buenos deseos y regalos materiales y eso se lo que queremos transmitir a Payasote.

Cada año nos preparamos (o, al menos, lo intentamos) unas semanas antes. Preparamos la casa pero también nos preparamos nosotros, el corazón.

*ANTES DEL GRAN DÍA

Me parece importante que los niños entiendan qué es la Navidad, debemos explicárselo y aunque Payasote aún es demasiado pequeño para entenderlo y mucho menos para tener noción del tiempo que queda hasta que llegue, he querido hacer un intento y me he puesto manos a la obra en busca de recursos.

He pensado que, quizás, lo más sencillo y efectivo sea un cuento. Sigo en busca de un cuento físico adaptado a su edad (cuando lo encuentre lo comparto con vosotras). Se aceptan sugerencias. Mientras, he encontrado estas alternativas que os dejo aquí:

  1. Cuento/historia para contarles:

De todas las historias que he leído, esta me ha gustado especialmente. Muchas de las historias, si bien son bonitas, evitan (al igual que las películas navideñas de televisión, dicho sea de paso) “sacar el tema” de que nace Jesús, Dios hecho bebé, que – en definitiva – es la esencia de la Navidad.  En cambio, este es un cuento que tiene un cierto parecido con mi villancico preferido. Aquí, una pequeña pastorcita decide regalarle al niño Dios todo su amor en forma de estrella. Aquí tenéis la historia completa.

A mí me ha emocionado pero la verdad es que se la he leído a Payasote y ha pasado de mí por completo. Me temo que mi voz no tiene los suficientes “efectos especiales” como para llamar su atención.

2. Vídeo-cuento. También hay muchos vídeos en Youtube que son historietas para explicar la Navidad a los niños. He elegido este porque me ha gustado la historia, no es un cuento que sucede en Navidad, es la historia de la Navidad. Además, las ilustraciones me parecen preciosas. Reconozco que tiene algún fragmento muy demasiado cursi pero la frase final también me ha emocionado (sí, las Navidades me vuelven ñoña y llorona). “Dios bajó del cielo y nació en el suelo”. Aquí os lo dejo.

Este también se lo he puesto a Payasote y, como era de esperar, sí que le ha hecho caso. Dibujos, musiquita y mamá contando la historia ¿Qué más se puede pedir?

3. Cuento físico. En mi búsqueda de un cuento físico adecuado para Payasote me he topado con uno para para niños más mayores, que me apunto para más adelante y que os comento aquí porque sé que algunas tenéis peques en esas edades. “Mi gran libro desplegable de la Navidad” 

*ACTIVIDADES NAVIDEÑAS PARA HACER CON UN BEBÉ

En este punto os cuento un poco las actividades que tengo pensado hacer con Payasote antes y/o durante las fiestas navideñas. Si me da tiempo a cumplir todos los propósitos de la lista os iré contando la experiencia.

  1. Llevarlo a un concierto de villancicos. En esta casa somos amantes de la música y el peque parece que lo ha heredado un poquito (por lo que hemos podido observar hasta ahora) así que lo llevaremos a ver los conciertos de Navidad de varias corales amigas. Seguro que lo disfruta aunque, soy realista, sé que no aguantará quieto y atento todo el concierto.
  2. Pasear por un mercadillo navideño, ver las luces, la decoración, los puestecillos.
  3. Cuenta cuentos y/o teatro de marionetas navideño.
  4. Llevarlo a ver un gran belén.
  5. Llevarlo a que le dé la carta a los Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente.

*CONSIDERACIONES DURANTE LAS FIESTAS

Sé que todo lo que voy a contar en este punto son cosas que nosotras, las madres (y los padres), consideramos de sentido común y que seguramente haréis aunque no me leáis pero nunca está de más recordarlo ¿no?

Los niños, sobre todo si son tan pequeños como Payasote, no tienen el aguante de los adultos y tienen otras necesidades. Aquí os dejo unos consejos para que las fiestas navideñas vayan viento en popa.

  1. Respetad los horarios del peque en la medida de lo posible. Nosotros lo haremos trasnochar la noche de nochebuena para ir en familia a la misa del gallo pero el resto de días intentaré mantener sin alteraciones sustanciales sus horarios de comida, siesta y cena. Para ello, por ejemplo, en nochevieja buscaremos un plan kids-friendly.
  2. Comprender que es posible (por no decir “bastante probable”) que el peque se agobie ante la presencia de mucha gente, escándalo etc. Si se da el caso, sacadlo de la estancia y tranquilizadlo antes de regresar.
  3. Evitad peligros navideños: Seguro que en casa habéis puesto la decoración a prueba de niños pero eso no tiene por qué ser así en las casas que visitéis. Cuidado con árboles de navidad, figuritas de belenes, cables de luces, velas y demás que seguro que atraerán a tu peque más que el flautista de Hamelín a los pequeños roedores.

Hasta aquí este post de recomendaciones navideñas, perdón por su extensión.

¿Cómo explicáis vosotras la Navidad a vuestros peques? ¿Tenéis cuentos? Se aceptan sugerencias. ¿Qué actividades tenéis pensado hacer con los peques?

 

 

 

Anuncios

Un comentario en “Cómo afrontar la Navidad con un peque

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s