No nos funciona el colecho

Noches sin dormir…o durmiendo muy mal.

Noches en las que Payasote se despierta a las 3-4-5-6 de la mañana sin razón aparente

Porque si le pasara algo, aún tendría todo un poquito de sentido. “Ay, pobrecito, le duele la boca, qué pena…paciencia“... Pero no, se despierta, lo cojo al brazo, posición de dormir, y me mira...”Pues nada, aquí estamos” Y conservar la calma y la paciencia cuando yo estoy muerta de sueño, es difícil…

Y lo tengo que coger yo porque además, no se duerme con Sr.Marido, no hay manera, desde que nació o se duerme solito o se duerme con mami. Con la abuela también, pero con Sr.Marido no…no me preguntéis por qué…porque no tengo la menor idea.

Entonces comienza la aventura del prueba y error.

¿Tendrá sed? Le doy agua. Bebe un trago y la rechaza.

¿Será el pañal? No, el pañal está bien.

Lo dejo en la cuna a ver si se duerme solito. Entonces Payasote debe de pensar “Bieeeen, ¡a jugar!” Y empieza a lanzar chupetes, como si le fuera la vida en ello, que ya podría haber ganado la medalla de oro de lanzamiento olímpico de chupetes de madrugada. Voy a instaurar ese nuevo deporte a ver si gana la medalla y nos saca de pobres jeje.

Venga, va, que duerma con nosotros hoy. Lo meto en nuestra cama…el famoso colecho. No tengo problema en que duerma con nosotros de vez en cuando, no creo que vaya a querer quedarse ahí con nosotros por los siglos de los siglos, sobre todo porque la experiencia me ha confirmado que el colecho no nos funciona…

Una vez con nosotros empiezo a probar de nuevo, buscando ahora la postura: abrazado a mí, de lado, boca arriba, boca abajo, abrazado a Sr.Marido, encima de alguno de los dos…nada, no hay manera, Payasote sólo quiere gatear por la cama, escalarnos, sentarse, jugar…en sus movimientos arrasa con todo lo que pilla, claro, así que mientras él intenta escaparse, nosotros nos llevamos todas sus patadas, codazos y sucedáneos. Ninguno de los tres consigue dormir, así que acabo levantándome de nuevo y sacándolo de ahí.

Hay veces que al dejarlo en el carro se acaba durmiendo solo. Y otras que se enfada y tampoco quiere estar ahí.

Pero la cuestión es que…No, no nos funciona el colecho

Para ser justa con la realidad, debo admitir que esto no nos pasa a menudo, en general duerme bastante bien, pero de vez en cuando, se despierta. Si pudiera leerle la mente, quizás averiguaría por qué, pero como no es posible, seguirá siendo un misterio. Misterios de la mente del bebé.

Anuncios

5 comentarios en “No nos funciona el colecho

  1. Qué desesperación cuando se dan estas malas noches… al mío también le ha pasado que se ha despertado sin motivo aparente, se ha espabilado y le han entrado las ganas de cachondeo. Y ya cuando esto ocurre no hay marcha atrás, hasta 3 horas me he llevado con él intentando dormirlo para conseguirlo al fin a las 6 de la mañana. Son noches que es mejor olvidar.

    Le gusta a 1 persona

  2. jajaaja, y que misterios!! a nosotros nos paso eso un tiempo, que se despertaba y….nada, no quería nada… A nosotros si nos funciona el colecho, pero no a todo el mundo le funciona….es cuestión de ir probando…jeje, ánimo, seguro que solo son unos días! Pero daría oro por meterme en la mente de ellos un ratito!jijiji

    Le gusta a 1 persona

  3. Bueno mi experiencia con el sueño de mi hijo es un poco especial…El niño no quiso minicuna desde el día que llegamos del hospital, sólo tenía consuelo en los brazos de mamá, los de papá no le servían tampoco. A eso hay que unirle el cólico del lactante, muy divertidos esos tres meses eternos. Total que el niño sólo podía dormir conmigo, pero no a mí lado, no, encima de mi! Cuando estaba recién nacido y los primeros meses yo no pegaba ojo, me daba miedo que se me cayese o lo aplastase, yo qué sé! Así que estaba derrotada. Durante el dia igual, ni hamaca ni carro (excepto en la calle y…. poco), ni nada, brazos de mamá!! A todo esto tenía que escuchar a todo el mundo decirme que lo había acostumbrado a eso, manda huevos! Como si no hubiésemos intentado toda clase de trucos habidos y por haber! Al final acabé por dominar la situación y me acostumbré a dormir con él encima durante 6 meses y medio…y ya pesaba el bicho eh! A los 6 meses y medio conseguí que durmiese a mi lado, siempre necesitaba que lo rodease, tener contacto conmigo vaya. Y a eso de los 7 meses y medio con la pedazo de cuna cama que le teniamos comprada, al fin pasó él solito a su cuna, poquito a poco, una hora un día, dos otro…cuatro, cinco! Y ya no sólo quiere su cuna para dormir, si no que además le sobro! Sólo me quiere para dormirlo o cuando necesita bibi a media noche o por la mañana temprano. También hay que decir que a la cuna le quitamos una de las barandillas y la tengo pegada a mi lado de la cama, en plan cuna colecho. Fue muy duro pero mereció le pena el sacrificio de dormir con él encima, ahora busca su cuna para dormir. Y creo que al estar al lado nuestro, en la misma habitación, quizás se sienta más seguro y por eso duerme bien, quitando las molestias de la boca y alguna pesadilla que otra. A final de mes cumple un año y de momento no tenemos pensado cambiarlo de habitación, no nos molesta, duerme por lo general bien y nosotros también (a pesar de este estado de alerta constante que tengo desde que lo tuve, chica que se le mueve una pestaña y ya estoy en planta!😂).
    En resumen, lo nuestro fue un colecho forzado y para nada buscado, doy fe, que se lo digan a mi cuerpo, que se me quedaban dormidas las piernas y hasta la espalda porque no podía ni moverme! Eso ayudó a que hoy duerma como lo hace? Pues eso espero, que el sacrificio mereciese la pena…

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s