Olaf: Del odio al amor…va un paso

Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente le regalaron a mami (es decir, a una servidora) un muñeco-peluche de Olaf (de Frozen) que se mueve, habla y canta…Me encanta esa película y me encanta Olaf (es que es tan achuchable…!!) con lo que era un regalo ideal.

Cuando Payasote empezó a “interactuar” un poco con juguetes, un día que lo tenía en nuestro dormitorio, sin ninguna intención particular, le di al botoncito que ponía en marcha el muñeco. Payasote se quedó mirándolo con cara de perplejidad…”¿Qué clase de individuo será esta co20160923_153502_blogsa blanca? Además, ¿por qué habla tan raro? (en inglés).

Pero de la perplejidad pasó rápidamente al terror absoluto. Si lo cogía en brazos y lo acercaba al muñeco se ponía a llorar como loco, como si fuese la peor tortura que un ser sin piedad le pudiese perpetrar.

Sin embargo, de pronto, empezó a hacerle mucha gracia el muñeco. Empezó a señalarlo pidiendo que lo enchufase. Ahora lo mira, se ríe, lo toca e incluso ¡baila cuando canta!

Qué cambio de opinión tan radical ¿no? Misterios de la mente de un bebé.

 

Anuncios

Un comentario en “Olaf: Del odio al amor…va un paso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s