Gateando voy…gateando vengo

Qué graciosos están los bebés cuando empiezan a gatear, ¿verdad?

Y qué peligrosos se vuelven, que con esta recién adquirida independencia se vuelven unos buscadores de peligros natos. Pero esto es otra cuestión.

En este post me voy a centrar en el gateo en sí.

Los bebés suelen empezar a gatear entre los 7 y 8 meses. BEBÉ.M gateó tarde, de hecho ya pensábamos que se iba a saltar esta etapa y pasar directamente a caminar porque intentaba ponerse de pie y dar pasos (de la mano, por supuesto) antes que hacer el intento de gatear. Reptaba, eso sí, pero hacia atrás, que tiene más guasa. A los 10 meses aproximadamente descubrió que también podía reptar hacia delante, y en una semanita o así desde ese gran descubrimiento, de pronto, empezó a gatear.

Parece ser que, aunque no todos los bebés pasan por ella, la fase del gateo es muy importante para el desarrollo del bebé. Existen muchos juegos para estimular al bebé para que gatee. Yo he practicado algunos pero, la verdad, es que tampoco he puesto demasiado empeño, he preferido respetar el ritmo de desarrollo de BEBÉ.M.

Un juego de los más populares consiste en ofrecerle, a modo de estímulo, su juguete preferido, pero dejárselo un poquito más lejos de lo que él es capaz de llegar sin moverse. Obligándolo así a desplazarse para alcanzarlo. Una vez lo tiene casi cogido, alejárselo un poquito más y así sucesivamente.

Yo intenté esto mismo pero me encontré normalmente con una de estas dos reacciones por parte de BEBÉ.M: O bien lloro y me frustro porque no consigo alcanzar el juguete que me da mamá, o bien paso del juguete y busco otra cosa para entretenerme, total, ¡todo es interesantísimo!

Por otra parte…¿gatean igual todos los bebés? No.

Seguro que entre los bebés que conocéis ya sois capaces de diferenciar varios de los tipos de gateo.

CONEJITO o DE NALGAS (E): Sentado culeando (arrastrando el culete). Se va arrastrando, flexionando y estirando las piernas, mientras se apoya ligeramente con las manos para impulsarse hacia adelante y dando pequeños saltitos como un conejo para ir avanzando poco a poco.

REMERO (C): Con una pierna estirada se apoya en el pie y con la otra flexionada se apoya en la rodilla.

CANGREJO (F): Con una pierna estirada se apoya en el pie que es el que le ayuda a avanzar y con la otra pierna flexionada se apoya en la rodilla y arrastra rodilla y culete del mismo lado.  Este estilo es hereditario. De hecho, el 40% de los niños que se desplazan de esta manera tienen un papá o una mamá que también lo hicieron así. Son los niños que suelen empezar a caminar más tarde, alrededor de los 18 meses.

OSO (B): apoyándose en las manos y en los pies y semiflexionando las rodillas. Este gateo de hecho es posterior al de 4 patas y surge casi al año antes de empezar a andar. En esta posición de nuevo reequilibran, vuelven a colocar el centro de gravedad y cambia su propiocepción y conocimiento de la dimensión de su cuerpo. Visualmente en esta etapa recalcula su acomodación y sus vergencias. Esta etapa y este tipo de gateo es importante para la formación de la curvatura lumbar y da mucha estabilidad para obtener posteriormente la bipedestación.

Sin embargo, la forma de gateo que debe hacer vuestro bebé, es a 4 PATAS (A) apoyándose sobre las manos y las rodillas y debe avanzar de forma contralateral. Su patrón cruzado de brazo y pierna debe ser cada vez más sincrónico y claro.

secuencias de tipos de gateos

Fuente: http://visionyaprendizaje.blogspot.com.es/2015/06/no-solo-es-importante-que-gatee-sino.html

Son muy curiosos todos estos tipos de gateo ¿verdad? BEBÉ.M empezó gateando “normal” (A), eso sí, a una velocidad que ni Speedy González. Al ir tan rápido las rodillas golpeaban con mucha fuerza contra el suelo. Una noche, bañándolo le descubrí una moradura la rodilla izquierda y pensé: “Normal, con la brutalidad con la que gatea…” pero entonces, al día siguiente, este bichejo dejó de gatear normal para pasar a gatear sin apoyar esa rodilla, supongo que para no hacerse daño en la moradura…muy gracioso él, pasó a gatear tipo remero (C). Pensé que se le pasaría cuando se le curara, pero…¿para qué va a hacer mi niño algo según la lógica adulta? Parece que se ha dado cuenta de que de este modo va más rápido, se hace menos daño o algo similar. La cuestión es que le ha gustado, así que ahora alterna los dos tipos de gateo.

¿Vuestros bebés cómo gatean?

Anuncios

Un comentario en “Gateando voy…gateando vengo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s