Dentición del bebé: ¿Duele?

Hace ya tiempo que voy retrasando esta entrada pero, como más vale tarde que nunca, aquí está.

A estas alturas de la vida, BEBÉ.M ya tiene 8 dientecillos fuera, es un pequeño tiburoncillo. Tiene 4 dientes arriba y otros 4 abajo.

La edad a la que los dientes empiezan a salir varía de un niño a otro. Si no recuerdo mal, a BEBÉ.M empezaron a salirle a los 7.5-8 meses, más o menos. Le salieron primero los 4 dientes de abajo muy seguidos, y unas semanas después empezaron a asomar los de arriba.

Vamos con la pregunta del millón. ¿La dentición del bebé duele? 

He leído varios artículos de pediatras que aseguran que la salida de estos primeros dientes no duele.

Estoy de acuerdo en que existen muchos mitos en torno a la dentición y que hay síntomas que se achacan a la salida de los dientes que no tienen mucho sentido pero el dolor no creo que sea uno de estos mitos.

Si algún pediatra de los que opina esto me está leyendo, le pido de verdad que me diga o refiera los estudios en los que se basa. Estudios de esos que se realizan comparando miles de niños. Porque hasta que un niño de 7 meses no sea capaz de hablar para decir si le duele o no, me parece que yo mantendré que sí que le duele.

Al menos estoy segura de que a BEBÉ.M le dolió. ¿En qué me baso? Está claro que yo no he hecho un estudio con miles de niños. Yo sólo os hablo de mi experiencia con mi único hijo.

BEBÉ.M tuvo días de estar pesadito, muy pesadito, gruñón e irritable. Y justo esos días, al mirarle la boca, los dientecillos empezaban a asomar y las encías estaban inflamadas. ¿Casualidad? No lo creo.

Esos mismos días, de pronto soltaba un chillido agudo a la vez que, automáticamente, se llevaba las dos manos a la boca. ¿Eso no es signo de dolor? Entonces qué es, ¿casualidad? No lo creo.

Pasados unos días, cuando los dientecitos habían superado la barrera de la encía y ya estaban fuera, BEBÉ.M volvía a la normalidad. De nuevo ¿casualidad?

Bueno, partiendo de la premisa de que sí que les duele la dentición. ¿Qué hice yo para aliviarle?

En primer lugar armarme de paciencia. El cariño también alivia. Por no decir que es lo que más alivia.

Afortunadamente, el nerviosismo de BEBÉ.M no llegó a ser insoportable, para ninguno de los dos, de modo que no necesitamos darle ningún medicamento (consulta con tu pediatra si crees que tu bebé necesita alguno).

Por último usamos los famosos mordedores. Hubo una época que mi bebé mordía todo lo que caía en sus manos menos los mordedores, fue un misterio. Pero después, de pronto, ya sí que los quiso.

Usamos principalmente dos. Un colgante de silicona, que estaba destinado a que yo me lo colgara y el bebé jugara con él cuando lo llevara al brazo. Como con su peso ya rara vez lo llevo al brazo, se lo engancho normalmente a la barra del carro, y así me aseguro de que no lo lance al suelo en mitad de la calle. El otro es el típico morderdor de los que se pueden meter en el congelador. Y ¡fresquito le gusta más!

¡Así hemos sobrevivido a la salida de 8 dientes!

Otro día escribiré en referencia a la higiente dental. Estad atentos.

Anuncios

5 comentarios en “Dentición del bebé: ¿Duele?

  1. Yo estoy contigo en que la salida de los dientes duele. Con el primero casi ni nos enteramos, pero con este segundo el pobre lo ha pasado fatal, incluido décimas de fiebre. Y era un llanto en mitad de la noche de dolor, más síntomas como los que tu describes, así que estoy totalmente de acuerdo contigo en que la dentición y duele, y no poco!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s