#El tema de la semana 14: Pide un deseo o tres.

Pues ya que me dan la opción, yo voy a pedir 3 deseos.

Si me encontrara con la lámpara mágica de Aladdin y saliera el genio (ays, Robin Williams, DEP), tengo claros los tres deseos que pediría.

2 de ellos tienen que ver con los dos momentos que peor llevo de cada día y que podéis leer aquí.

  1. Deseo que mi niño se duerma tranquilamente y que aprenda a dormirse no sólo en mis brazos. Que entienda que en brazos de su padre o en la cuna también puede dormirse y no pasa nada.
  2. (Este punto es un tanto escatológico) Deseo que las cacas de mi niño sean de un tamaño normal (llevamos una racha de escapes digna de estudio) y que se comporte como un ser humano cuando intento limpiarle y cambiarle el pañal, que ya tiene el resto del día para jugar a retorcerse cual culebrilla.
  3.  Por último deseo un trabajo. Mi faceta de mami-ama-de-casa no está mal y ha sido una suerte poder cuidar de BEBÉ.M este primer año, pero también necesito un trabajo. Para salir de casa de vez en cuando, despejarme y ganar algo de dinero que nunca viene mal. A poder ser un trabajo de lo que he estudiado y me gusta. Un trabajo a media jornada que me permita compaginar y concilar la vida laboral con la familiar.

Si lo pensara un poco más seguramente daría con otros deseos algo más trascendentales, pero de momento, y en este momento, esto es lo que deseo.

Anuncios

9 comentarios en “#El tema de la semana 14: Pide un deseo o tres.

  1. Bueno, lo de dormir, todo llega, mientras aprovéchate de darle achuchones, que llega el día que no querrá que se los des. Lo de la caca, cuestión de tiempo también. Y lo del trabajo yo me apunto también, pero eso algo con lo que se pueda conciliar, aunque si me tocara la lotería…

    Me gusta

  2. A veces los deseos más trascendentes no son más importantes. Lo cotidiano, lo más sencillo pero más próximo, es lo que le da significado y contenido a nuestras vidas y, es de lo que más nos tendríamos que ocupar.
    Que tus deseos se cumplan!

    Me gusta

  3. Mis peques duermen la noche del tirón (al fin después de 19 meses), se duermen conmigo y luego yo me quedo en vela y ellos se están convirtiendo en marmotillas. En invierno en vez del día de la marmosa, se sustituirá por el día de los gemelos… bueno, que se me va la pinza! Los deseos son importantes para el que los pide, da igual lo escatológico o no 🙂 mientras sea importante para tí. Feliz semana y suerte con el trabajo, que venga prontito y en condiciones

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s