¡Amor por Mickey!

El 23 de Abril, día del libro, como somos muy originales, nos fuimos de paseo a la Feria del Libro. (Sí, ya sé que hace mes y medio de eso, pero yo escribo cuando puedo y de lo que me acuerdo jeje).

Papi y mami se compraron un libro cada uno y Bebé.M tuvo de regalo un cuento de Mickey.

Ya tenía algún que otro cuento al que no hacía demasiado caso más allá de intentar comérselo, con lo que suponía que esta vez se comportaría más o menos igual.

¡Pero no! Resulta que Mickey tiene un encanto especial, es algo así como el hipnotizador de niños. ¿Qué es lo que tiene? No lo sé muy bien, pero le encanta.

Sus majestades los Reyes Magos de Oriente le dejaron un peluche de Mickey que tiene una lucecita y habla/canta (os lo puedo imitar ahora mismo, se mete en la cabeza y no hay forma viviente de olvidarlo). Le gustó desde el primer momento y quizás “crecer” desde los 3 meses con Mickey al lado te haga cogerle cariño.

Pero lo del cuento es locura máxima. Lo coge, lo observa, lo abre, intenta pasar las páginas, normalmente consigue pasar 3 o 4 de golpe, lo cierra, lo aporrea…chilla, “le habla”…vamos, que le encanta.

Una vez que nos fuimos a algún sitio donde que hay que guardar un mínimo de silencio y pensé: “Necesito un juguete que le guste y que no tenga música, me llevo el cuento de Mickey” ¡Ilusa de mí! En cuanto se lo di  se puso a chillar de la emoción, fue peor el remedio que la enfermedad.

Mickey 20160607_114707

El cuento tiene colorido, las hojas son de cartón para evitar la destrucción, está hecho a prueba de la fuerza bruta del bebé.

A veces pienso: será casualidad, le gusta el cuento en sí, no tiene nada que ver con Mickey, si le diera otro de otra cosa le gustaría igual. Pero le probé unas sandalias de Mickey, le estaban grandes, y ¡no me dejaba quitárselas! Se puso a llorar, cuando su deporte favorito es quitarse cualquier cosa que le pongas en los pies.

Si alguien conoce la explicación neurológica o piscológica de este amor incondicional por Mickey, por favor, que se ponga en contacto conmigo. Mientras, seguiré cantando por la casa “Holaaaaa, soy Mickey Mouse, ¿quieres jugar conmigo? Tócame la barriguita”

Anuncios

Un comentario en “¡Amor por Mickey!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s