Mochila vs carro

Últimamente está muy de moda el porteo. He leído mucho a favor de llevar al bebé en mochila o fular. Si bien todavía no está tan extendido como para ver por la calle más mochilas que carros.

Yo he probado ambas cosas y os cuento qué tal.

Dejando de lado la relación con la crianza con apego, desde un punto de vista meramente práctico, sinceramente, no entiendo cómo todo el mundo habla maravillas de lo cómodo que es el porteo.

Hace unos días salimos de paseo, los tres, y decidí llevar al bebé en la mochila. 15 minutos después de bajar del autobús ya no podía más, tuve que sacarlo y llevarlo al brazo por turnos.

Hace unas semanas, un día que llovía y me resultaba aparatoso el carro también decidí salir con la mochila. Estuve en la calle aproximadamente una hora y llegué a casa con la espalda molida.

Es cierto que BEBÉ.M ya ronda los 9kg (aunque la había probado en ocasiones desde que pesaba unos 5kg) y que mi mochila no es de las mejores. Diría que no es ergonómica, el bebé va “colgando”.

(Imagen obtenida en Google)

Mi mochila no es esta, pero es otro modelo similar de la misma marca.

La compramos de segunda mano, no queríamos gastar mucho dinero en la mochila antes de saber si BEBÉ.M se conformaría a estar ahí o se pondría hecho una furia.

Resulta que sí que le gusta pero la que no la encuentro cómoda soy yo.

Reconozco que hay situaciones en las que viene muy bien, y por eso la conservo, para emergencias, situaciones en las que siempre pienso: ¡Qué bien me vendría una mochila ahora!

  • Día que voy a visitar a una amiga y al llegar resulta que el carro no cabe en su ascensor.
  • Día que voy a bajar a pasear y me toca volverme a casa porque se ha estropeado mi ascensor.
  • Versión más desesperante del punto anterior: Vuelvo a casa con el tiempo justo y con el bebé a punto de ponerse a pedir bibe como loco y resulta que no va mi ascensor. (Como veis mi ascensor se estropea a menudo).
  • Día de lluvia que tengo que salir urgentemente a por algo.
  • Día de turismo en un pueblo adoquinado.
  • Día que has de coger el metro.

Sin embargo al carro le veo ventajas, para mí, determinantes:

  • Puedo usarlo periodos largos sin temer por mi espalda.
  • Puedo cargarlo de “trastos” : Yo soy de salir con media casa a cuestas, lo echo todo al carro y ni yo ni el bebé sufrimos el peso. Sin embargo, con la mochila, tengo que llevar otra mochila con el cambiador, pañales, muda, potitos…y si voy a comprar también he de cargar luego con la compra.

De momento, me inclino mucho a favor del carro.

De todos modos, si tengo otro bebé, quisiera volver a probar, esta vez con una mochila de las que dejan que el bebé vaya tipo ranita, y desde pequeño, para acostumbrarme cuando aún no pese mucho. En cualquier caso, no me solucionaría qué hacer con mi pequeño complejo de caracol…

¿Me recomendáis alguna marca en concerto?

Anuncios

4 comentarios en “Mochila vs carro

  1. A mi me parecen productos complementarios, que pueden convivir en armonía, tampoco tenemos que abandonar lo uno en favor de lo otro. Yo prefiero el fular de porteo, las mochilas siempre me han parecido muy incómodas…

    Me gusta

  2. Creo que has dado con la clave: la mochila no es ergonómica. Eso hace que no sea bueno para la pelvis ni la espalda de tu bebé, ni para tu propia espalda. Prueba con una ergonómica, aunque sea de prueba en una tienda de porteo, y verás qué diferencia. Mi bebé pesa 11 kilos y lo puedo llevar horas en ella que no me pesa en absoluto y eso que soy de espalda estrecha y mucho pecho. Vamos, que cuando me cruzo con la gente por la calle me suelen preguntar si me pesa ya y yo siempre me sorprendo de la pregunta, porque no noto que la lleve puesta. El niño me pesa muchísimo más en brazos. Por eso yo siempre he apostado por la mochila frente al carro, de hecho, éste lo usamos en contadas ocasiones y lo terminamos regalando. Te lo cuento aquí https://babymadeinspain.wordpress.com/2016/05/20/__trashed/

    Me gusta

  3. A mi me pasó igual, con la mayor empecé con una mochila colgona y me dolía la espalda un monyón, incomodísima. Con el pequeño ya compré una ergonómica decente y oye, qué diferencia! Tampoco me tiro horas pero para ir a la guarde, bajar a tirar la basura, hasta viajar a España en avión sin el carro, una maravilla!
    Y ya que preguntas, yo te recomiendo cualquiera de Kangarunga, que además te asesoran según tus necesidades, preferencias, edad del niño, época del año…
    Yo tengo una Boba Air y una Tula, dos marcas estupendas en mi opinión. Ergobaby también es buena pero no he usado nada suyo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s