De viaje…o de mudanza.

Llega el buen tiempo, las vacaciones están cada vez más cerca y empezamos a plantearnos viajar, la familia al completo.

Nosotros hemos hecho ya un par de viajes largos (300km) con BEBÉ.M y aquí os cuento qué tal nos fue.

Para empezar diré que nuestro coche es pequeñín, al meter el carro ya llenamos el maletero, lo cual supone un punto extra de dificultad. Llenamos el coche hasta los topes. No se sabía si nos íbamos de viaje 3 días, si nos íbamos a la guerra, o de mudanza a la Cochinchina. Intentamos que los bultos fuesen pequeños, para poder meterlos en los huecos y recovecos del coche (por ejemplo, en lugar de maletas rígidas usábamos bolsas de deporte).

Empecemos: Además de las maletas de los papis (no voy a entrar en este punto) hay que preparar las múltiples maletas del bebé. Sí, sí, varias. Una para ropa, otra para útiles de comida e incluso, otra para juguetes.

Nuestros viajes fueron en invierno o recién entrada la primeravera con lo que la ropa era de abrigo, que ocupa más que la podamos llevar en las vacaciones de verano, pero bueno, intentaré generalizar.

Supongamos un viaje de 3 noches.

En la maleta del bebé llevo:

  • 3-4 bodies (más el que lleva puesto)
  • 3 conjuntos de ropa completos (más el que lleva puesto)
  • 3 pijamas
  • 3 gasas/muselinas
  • Una mantita
  • 2-3 pares de calcetines
  • 1 par de zapatos (más el que lleva puesto)
  • Abriguito (evidentemente, si viajas en verano, no procede)
  • Ropa de abrigo varia: leotardos, gorro, manoplas, buzo (evidentemente, si viajas en verano, no procede)
  • Peluches de dormir.
  • Chupetes de dormir (BEBÉ.M usa chupetes distintos de día y de noche)

El neceser del bebé se llena con:

  • Cepillo/peine
  • Muestras de gel, leche hidrante. – Durante el embarazo me junté con un montón de muestras de diversas marcas que vienen muy bien, tienen tamaño de viaje.
  • Sonda nasal + recambio de las puntas+ ampollas de suero.
  • Gasas
  • Tijeritas
  • Termómetro (nunca se sabe cuándo se van a poner malitos estos peques).
  • Crema facial (de esta no tengo muestra, me tengo que llevar la grande).
  • Colonia.

En la bolsa de la comida llevo:

  • Bote de leche.
  • Bolsa de cereales
  • Botella de agua mineral.
  • Biberones
  • Detergente de biberones (que usaré para lavar cualquier cosa).
  • Vaso de aprendizaje
  • Cucharas de silicona
  • Platito de plástico
  • Termo de sólidos +  potito (para el trayecto de ida)
  • Apiretal (misma razón que el termómetro, más vale prevenir…)
  • Iogolinos
  • Galletas y sucedáneos.

Aquí voy a hacer un inciso en la enumeración. La lista será ligeramente diferente según vayamos a hotel o a un apartamento/casa de familiar.

En caso de ir a un apartamento necesitaremos añadir en la maleta de la ropa toalla y sábanas. Y tendremos que cargar el coche con la cuna de viaje.

Si vamos a un hotel, necesitaremos añadir, en la bolsa de la comida, potitos preparados/comprados y un calienta biberones/potitos+esterilizador (ya que las habitaciones no suelen tener microondas). Aunque esta bolsa depende en gran medida de la edad y tipo de alimentación del bebé. Si es muy peque y toma pecho te la puedes ahorrar casi toda.

Nosotros hemos viajado cuando BEBÉ.M era chiquitín (entre 3 y 7 meses) y pocos días con lo que no hemos cargado con muchos juguetes. Un sonajero y un monigote que se mueve y hace música suele bastar.

Para este próximo verano añadiré también a la lista: mosquitera para la cuna, repelente de mosquitos para bebé, protección solar de bebé y gorritos/viseras

Pasemos ahora a hablar del viaje en coche propiamente dicho.

Es importante organizarse, en la medida de lo posible, para que las paradas coincidan con las horas de comer del bebé. Es importante parar cada 2h (aprox.) porque la posición que tiene el bebé en el maxicosi no es la más adecuada para él y parece ser que si  está ahí muchas horas seguidas puede tener dificultad para respirar, con lo que hace falta que se estire cada poco tiempo. No es necesario bajar del coche. En algún punto que ya se hacía tarde parábamos simplemente 5 minutos, lo sacaba de la sillita, le dejaba estirarse – bien al brazo o bien tumbado – y lo volvía a colocar para continuar.

Nosotros, de momento, hemos tenido bastante suerte, porque BEBÉ.M se suele dormir al poco rato de trayecto. Sin embargo, no está de más contar con algún salvavidas. Solemos coger un cd de música infantil y me instalé la app del cantajuegos en el móvil aunque, afortunadamente, no he necesitado usarla durante los viajes (para tomarse la fruta sí que he tenido que recurrir a ella). Si se despierta y se pone pesado lo distraemos con un juguete o con lo que tengamos más a mano: un papel, las llaves, el reloj…

Sí que es importante que si el bebé acostumbra a dormir con algún peluche, recordar llevarlo dentro del coche y no dejarlo en el maletero (lo aprendí por las malas…snif).

Además intento llevar dentro del coche, una muselina, un juguete (normalmente el sonajero) y un babero de repuesto, además del contenido habitual del bolso del carro.

Y después de toda esta preparación ¡A DISFRUTAR DEL VIAJE!

PD: Si creéis que he olvidado algo, podéis apuntarlo en un comentario. Siempre tengo la sensación de olvidar algo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s