El agua…

Qué rica el agua ¿verdad?

En una de las últimas visitas al pediatra, nos dijo muy asombrada ¿Que aún no le habéis dado agua? Respondiendo así a una de las preguntas que yo llevaba apuntadas, incluso antes de que se la hiciera.

Teóricamente, en cuanto le introduces en la dieta los alimentos sólidos (cereales, fruta) hay que empezar a ofrecerle agua.

Parece algo fácil ¿no? Darle agua. Pues no lo ha sido tanto. A mi niño le gusta ponerme retos.

Al llegar a casa me fui directa a por un biberón para llenarlo de agua y ofrecérsela (por cierto, desde siempre, para los biberones usamos agua mineral, Aquarel concretamente).

Después de dar el primer trago, BEBÉ.M se me quedó mirando como diciendo “mami, ¿sabes que te has olvidado la leche?”

Probamos mil combinaciones: haciéndosela en infusión con Blevit Digest (para que estuviera calentita y con sabor y, de paso, le ayudase con un problemilla de gases que tuvo unas semanas), más concentrada, menos concentrada, diferentes temperaturas…

Probamos varios utensilios: el biberón tal cual, el vaso de transición de varias marcas: Dr Brown’s y la marca blanca de Mercadona. Probé a dársela con una jeringuilla…no había manera.

Parece que pensara: “Oye, ¿a mí para que me dais esta cosa insípida, fría y sin fundamento?”

Al final, comentando mi odisea en un grupo de whatsapp, otra mami me dijo: Prueba a dársela en un vaso normal, les hace mucha gracia.

Y eso hice. Saqué su vaso de plástico de su vajilla de Mickey y probé. Como método de baño alternativo no está nada mal, BEBÉ.M acaba empapadito, ¡PERO BEBE! Tú fíjate la tontería…mil inventos y lo que quería era un vaso.

De todos modos, tampoco es que sea un gran bebedor.

En la siguiente visita al pediatra se lo comenté, que no le gustaba el agua y me dijo que no me obsesionase. Igual que hay adultos que beben más y otros menos, a los niños les pasa lo mismo. Yo soy de beber poquito de normal, sólo con las comidas, salvo que sea pleno verano, entonces no paro de beber. Y parece que mi culebrillo ha salido a mí en ese aspecto.

Ahora que llega el calor parece que bebe algo más, eso sí, con la jeringuilla, el biberón lo quiere sólo para la leche y el vaso de transición lo usa de mordedor…

Qué curioso, ¿no?

 

Anuncios

4 comentarios en “El agua…

  1. Jajaja pues sí que parece que le gusta ponerte retos eh! Ya beberá, ahora con el calorcito seguro que irá bebiendo más. Yo de momento (cruzo los dedos) no he tenido problemas para darle nada, incluso el jarabe se lo toma relamiéndose, es una zampona! Un abrazo guapa

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s