Cólicos del lactante

El terror de los padres, en especial, de los padres primerizos.

No hay nada más frustante que ver cómo tu bebé se retuerce de dolor y no puedes hacer nada por remediarlo.

Sé que los cólicos tienen relación con que el bebé produce demasiados gases. La cuestión es que al pobrecito le duele la tripa. Llora, incesantemente, sin consuelo, se estira, se pone rojo.

¿Cuánto dura? En nuestro caso empezó aproximadamente a las 3 semanas y se le pasaron sobre los 3 meses. En ese periodo, casi todos los días, en la tarde-noche se ponía a llorar, normalmente después de la toma de las 20h.

Probamos a darle una infusión “Blevit digest” pero no le gustó demasiado. Si le preparábamos 50ml igual se tomaba 20. Algo le aliviaba, empezaba a tirarse pedos, pero tampoco fue la panacea. No probamos más remedios. Tenía respeto por los probióticos, además de que eran más caros y tampoco conocía a nadie que alabara su eficacia. Y como tenía unos cólicos normales (sólo por la noche, en lugar de en todas las tomas) no nos planteamos comprar leche especial.

Así que la única solución era armarse de paciencia para mecer al bebé llorón boca abajo sobre el brazo, como si él fuera un monito y tu brazo la rama de un árbol. Así, la palma de tu mano está en su tripita y entre la presión y el calor notan cierto alivio. Y así, quizás se calma y se duerme. Cuando BEBÉ.M se dormía así no me atrevía a cambiarlo de posición, de hecho llegué a estar 45 min sin mover el brazo, que quedó al borde de la amputación, con tal de no disturbar su momento de alivio del dolor.

Algo importante es ir cambiándolo de brazos. Es fácil que se te acabe la paciencia después de tener al pobre niño chillón en brazos durante media hora sin que calle, y los niños notan tu estado de nervios y se ponen más nerviosos con lo que resulta contraproducente. MARIDO se ponía nervioso rápidamente; yo, no sé muy bien por qué, tenía más paciencia así que conseguía calmarlo algo mejor.

El problema principal venía cuando había que salir de casa con él por la tarde noche. Recuerdo un trayecto andando que tuve que llevarlo al brazo porque no había manera de que estuviera tranquilo en el carro. ¡Pobrecito!

Afortuandamente, al llegar a los tres meses se le pasó y recuperamos la paz.

Y vuestros bebés ¿han tenido cólicos? ¿Qué trucos usábais?

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s